La enfermedad no es un castigo, ni una herencia

La enfermedad no es un castigo “El cuerpo es un amigo traicionero. Dale únicamente lo que necesita, no más. El dolor y el placer son transitorios. Sobrelleva todas las dualidades con calma, tratando a la vez de remontarte más allá de su alcance. La imaginación es la puerta a través de la cual penetran igualmente…